Reforzando la voz de las comunidades en la lucha contra el cambio climático

September 11, 2019

Reflexiones sobre el uso de enfoques basados en derechos para soluciones basadas en la naturaleza, del Foro Global de Paisajes [Global Landscapes Forum]

Author: Chelsea Jones, TMG Research gGmbH, Co-author: Marai El Fassi, TMG Research gGmbH

Traducido del inglés de: Chelsea Jones y Maximiliano Cortes Sotomayor

Entre los años 2002 y 2017, el número de activistas medioambientales asesinados se cuadruplicó. Sólo en el 2018, 164 activistas medioambientales fueron asesinados. Lo anterior fue uno de los varios y preocupantes hechos discutidos durante el Foro Global de Paisajes 2019, que tomó lugar en Bonn, Alemania del 21 al 22 de junio. La meta del Foro Global de Paisajes 2019 fue proporcionar una plataforma para las voces de los grupos más marginalizados en la crisis medioambiental global. Estos grupos incluyen comunidades locales, mujeres, jóvenes y, sobre todo, la comunidad indígena.

Reconociendo y estableciendo un derecho universal a un medioambiente saludable, un derecho que todavía no está reconocido por ley internacional, fue el asunto clave de la discusión. Tal derecho se hace aún más pertinente y urgente en un mundo donde muchas veces es olvidado o ignorado en favor de beneficios económicos o políticos.

SESIÓN INAUGURAL DEL FORO GLOBAL DE PAISAJES 2019, DISCUTIENDO EL AUMENTO EN LAS AMENAZAS A DEFENSORES DE LA JUSTICIA MEDIOAMBIENTAL AL NIVEL MUNDIAL. FOTO: CHELSEA JONES, TMG RESEARCH GGMBH

SESIÓN INAUGURAL DEL FORO GLOBAL DE PAISAJES 2019, DISCUTIENDO EL AUMENTO EN LAS AMENAZAS A DEFENSORES DE LA JUSTICIA MEDIOAMBIENTAL AL NIVEL MUNDIAL. FOTO: CHELSEA JONES, TMG RESEARCH GGMBH

Existe una preocupante reducción de espacios cívicos y una tendencia coercitiva hacia los derechos civiles que previamente estaban expandiéndose; un fenómeno también conocido como “el ascenso de la sociedad incivil”. Esta tendencia es el resultado de una combinación de variados factores tales como la emergencia de gobiernos represivos, el creciente poder de empresas internacionales y la descontrolada carrera para explotar los cada vez más escasos recursos naturales. Más aún, el encogimiento del espacio cívico se vuelve evidente en cuanto al trato que reciben los defensores de derechos medioambientales a nivel mundial, tanto por parte de sus gobiernos como por actores privados. Según Civicus, la detención de activistas medioambientales es uno de los métodos más comunes usados por gobiernos para restringir espacios cívicos. El desarrollo agroindustrial es la causa más común detrás de la violencia hacia defensores de la naturaleza a nivel mundial.

Actualmente se han aunado esfuerzos para llamar la atención y apoyo internacional para la justicia medioambiental y la protección de activistas. Un ejemplo es el Acuerdo Escazú, firmado en marzo del 2018 por 24 paises latinoamericanos como una respuesta a la creciente violencia hacia activistas medioambientales en la región. Este acuerdo compromete a los países a promover el aceso a información, la participación pública y la seguridad de los activistas, y ha creado un precedente para la consideración de la justicia medioambiental como un derecho humano. En este contexto, además, el papel que ha tenido la sociedad civil de América Latina ha sido asombroso, con más 33,000 firmas recolectadas para una petición que exige a los gobiernos de la región la ratificación del acuerdo.

Esto es solo un ejemplo sobre cómo al dar voz a comunidades locales en procesos de toma de decisión sobre materias medioambientales puede mejorar indicadores desarrollo sostenible. En este contexto, muchos de los presentadores en el Foro Global de Paisajes 2019 destacaron la necesidad de abordar asuntos del paisaje desde una perspectiva local. Esto se puede implementar dialogando con comunidades afectadas por asuntos medioambientales a fin de comprender la forma en cómo estas definen sus necesidades y valores. Claire Nasike de la Fundación Hummingbird dio un ejemplo sobre una iniciativa áfricana que trabajó directamente con agricultores y aprendió que, en vez de más fertilizantes químicos o subvenciones, lo que más querían los agricultores eran talleres y herramientas para trabajar sus recursos locales. Permitir que comunidades locales dirijan la toma de decisiones permite asegurar la proyección de resultados y transformaciones en el tiempo una vez el apoyo externo haya cesado; es decir, asegura que los resultados del proyecto se vuelvan sostenibles.


GREEN STAND, UNA ORGANIZACIÓN DEDICADA A LA RESTAURACIÓN DE BOSQUES, SE PRESENTA EN EL CAFÉ DEL APRENDIZAJE DEL FORO GLOBAL DE PAISAJES 2019 / FOTO: CHELSEA JONES, TMG RESEARCH GGMBH

GREEN STAND, UNA ORGANIZACIÓN DEDICADA A LA RESTAURACIÓN DE BOSQUES, SE PRESENTA EN EL CAFÉ DEL APRENDIZAJE DEL FORO GLOBAL DE PAISAJES 2019 / FOTO: CHELSEA JONES, TMG RESEARCH GGMBH

Como puede contribuir la Adaptación basada en Ecosistemas a la gestión de paisajes basada en derechos? Hace falta tener iniciativas que fortalezcan el control de las comunidades sobre sus recursos naturales y que proporcione mejoras demostrables en indicadores de bienestar humano o servicios ecosistémicos. La Adaptación basada en Ecosistemas (AbE) se enfoca en una adaptación holística que considera aspectos ecológicos y sociales. Su énfasis en la toma participativa de decisiones permite dar a comunidades y grupos marginalizados mayor control sobre la gestión de los ecosistemas en que viven. Ademas, el [IPCC Special Report…] reconoce que asegurar los derechos de los pueblos indígenas a la tierra es una estrategia exitosa para para mantener aumentos en la temperatura global bajo los 1.5 °C antes del 2030. Por lo tanto, es crítico que los pueblos indígenas y otros grupos marginalizados tengan aceso a herramientas que permitan proteger su control sobre sus tierras tradicionales. La AbE es una l herramienta tal que puede contribuir a proteger la propiedad territorial de pueblos indígenas. Sin embargo, hace falta tener más apoyo por parte de actores relevantes a fin de promover la AbE y otras soluciones participativas y basadas en la naturaleza como herramientas viables para el desarollo sostenible.

El Foro Global de Paisajes 2019 en Bonn destacó un aspecto importante en la lucha contra el cambio climático: la necesidad de desarrollar soluciones climáticas que no solo reduzcan emisiones contaminantes y protejan ecosistemas, sino que también refuercen los derechos de las comunidades a la gestión de paisajes y recursos naturales. Así entonces, los métodos de planificación participativa se vuelven clave para proteger los derechos de las comunidades a vivir en un medioambiente seguro y saludable. La Adaptación basada en Ecosistemas además de otros métodos participativos y basados en la naturaleza, no sólo pueden ser soluciones eficaces contra el cambio climático, sino que son también herramientas para el aceso justo e igualitario a un medioambiente saludable. Ahora más que nunca hace falta ampliar la implementación de soluciones basadas en la naturaleza, junto con enfoques basados en el concepto del paisaje sostenible como un derecho fundamental.